Cómo instalar un proyector en el techo

Ahora que te has hecho de tu proyector para disfrutar cine en casa, es el momento de pensar en instalarlo en la pared, no es algo que deba resultar difícil si estás pensando prescindir de la ayuda de un profesional para colocarlo. Solo tienes que seguir algunos pasos tener en cuenta, primeramente como haríamos con cualquier instalación, debemos hacernos de las herramientas que sean necesarias. De vital importancia es tener el equipo completo tanto el proyector como su pantalla, porque sinos disponemos a hacer la instalación y después adquirimos la pantalla puede ser que debamos hacer reformas, porque los mismos no resulten coincidentes.

Para instalar el proyecto es necesario que contemos con el cableado que se necesita para el mismo, por ello debemos hacer las medidas respectivas para tenerlo a mano y para que sea el suficiente para que todo quede a la medida, necesitamos la pantalla de proyección y el soporte para el techo, las herramientas para hacer los ajustes y los accesorios para cubrir el cableado y no quede a la vista, porque esto arruinaría la decoración del salón y haría lucir desfavorecido a nuestro proyector.

Hay que empezar por lo que cuenta, nada de imponer nuestro ritmo o lo que nos parece mejor porque puede ser, es casi seguro, que nada quedará bien. Lo primero será entonces instalar la pantalla de proyección, hay que recurrir a un nivel que colocado en posición horizontal  a la altura elegida, nos servirá para marcar los lugares donde usaremos el taladro para perforar e instalar  a la altura elegida. Marcamos los lugares donde hemos de realizar los taladros para fijarlo bien del techo.Cuando se ha concluido el trabajado de taladrar es el momento de utilizar los tacos, para ello habremos adquirido los que estén especialmente diseñados para soportar el peso de un proyector, el grosor y la textura de la pared del techo para que los mismos puedan colocarse sin mayor complicación.

Con esto es hora de colocarlo y hacer la comprobación de que se puede desplegar el lienzo sin obstáculo alguno, posible desplegar el lienzo sin encontrarnos con ningún obstáculo. De la experiencia podemos asumir que la mejor forma de colocar el proyector es hacerlo en el techo, fijando  el punto exacto de la pared donde lo vamos a colgar, y para ello deberemos consultar el manual,  porque el modelo traerá las específicaciones de cómo debe ser colocado para que quede exacto y funcione a las maravillas, luego de haber hecho el taladrado que era necesario en el techo, colocar el soporte y a continuación el proyector, asegurándonos de que la lampara proyector apunta en dirección correcta.  Es importante  dejar una salida a los cables que conectaremos a continuación con unos centímetros de más para dar espacio al embellecedor.

Cuando todo está instalado es el momento de disimular lo que hemos hecho, el cableado. Es normal que quede expuesto pero como no queremos que se vea y que rompa la armonía y el atractivo de nuestro nuevo proyector se vea desfavorecido. Para eso se compran los accesorios que sirven para embellecer los cableados, o sea ocultarlos de manera que parezca que debajo de ellos no hay dos cables. Deben coincidir con el grosor de esos dos cables, por lo que debemos adquirir el cableado y luego los embellecedores para que coincidan perfectamente.  Luego de colocar  los cables  hemos de pegar el cableado con cinta de aislar y colocar encima el embellecedor con pegamento especial para los mismos que venden junto con ellos en las ferreterías.

Revisamos entonces que ningún mueble haga obstáculo con lo que hemos colocado y comprobamos que los cables hayan quedado sujetos y que todo esté debidamente colocado en su lugar, a partir de ahí no queda más que invitar a la familia y disfrutar de tu nuevo proyector.

Eficaz

Eficaz escribió 39 entradas

Navegación de la entrada